En Memoria de Earl Graves

 

El profesor Earl Greaves fue  un hombre alegre, muy responsable, respetuoso, sencillo, tranquilo, afable, puntual  y se destacó profesionalmente en el mundo de la música, donde se ganó el respeto, cariño y admiración de todos los que lo conocieron a través de su labor  emprendedora y visionaria. Y hoy su desaparición física representa una irreparable  pérdida para nuestra comunidad educativa.

A este maestro sin igual, el Instituto Episcopal San Cristóbal le estará profundamente agradecido por su compromiso  con la institución y por su aporte a la formación de todos los estudiantes que, entre  la gama de oportunidades que  brinda este centro educativo, eligieron la Banda de Música, la cual él dirigió durante 42 años, otorgándonos gran prestigio y honor en presentaciones a nivel nacional e internacional.

Como es sabido,  “las cosas que se hacen con amor no solo dejan huellas sino que perduran con el tiempo”, y el profesor Greaves amaba su trabajo que,  además de arduo,  fue importantísimo, porque él hizo la diferencia en la vida de muchos de nuestros alumnos que hoy se destacan no solo como integrantes de diferentes agrupaciones musicales a nivel nacional e internacional, sino también como directores orquestales; no en vano se dice que “la música traspasa el espacio y el tiempo, para lograr una transformación en el hombre”.

Para nosotros fue un placer que el  profesor Earl Greaves laborara en esta institución y realmente nos sentimos orgullosos al ver el fruto de su labor durante sus   años  de servicio, pues hasta unos días antes de su fallecimiento transmitió su amor a la música clásica, principalmente a los jóvenes,  a quienes con paciencia y en una atmósfera de tranquilidad logró que se fundieran con la música. Este fue su último sello personal, un momento único e irrepetible, una mezcla  de la magia musical con la pasión que esta despertaba en él, al punto de absorberlo durante gran tiempo de su vida; por tanto, bien merece nuestra admiración y nuestro reconocimiento.

Por otra parte, fue una oportunidad fabulosa el convivir tantos años con un gran amigo, un buen compañero y un excelente director quien llegó muy feliz a este plantel para dedicar su vida a la enseñanza musical de los jóvenes y lograr que estos fueran músicos serios, responsables, amigables y verdaderos amantes de la buena música. Y si bien es cierto que su partida duele y que lo vamos a extrañar muchísimo,  su estadía entre nosotros nos llena de satisfacción porque fue parte de muchos cambios y progresos en esta institución; pero sobre todo porque realizó una muy bonita e importante labor, pues él fue un maestro por vocación y un músico por amor al arte, recibiendo una doble ración de placer al disfrutar de la música y crear una intimidad con ella. Por tanto, reconocemos que es un ejemplo a seguir.

Todos los miembros de la familia cristobalina, conocedora de la alegría y jocosidad que también caracterizaban al profesor Greaves,  en pentagramas de colores y alegría le decimos “hasta luego”  y “descansa en paz”, porque  “si la música es descanso para el alma y primavera para el corazón” Greaves vivió en calma y en calma se nos fue,  y su corazón floreció en cada acorde, en cada ensayo y en cada presentación que dirigió. Además,  “si la música traspasa muros”, ¿qué no habrá hecho en su corazón ya dormido?

Escrito por Profa. Sadia Barnes Navarro.

Requisitos de Pre-Ingreso

Ofrecemos anualmente cupos para niños y niñas que tengan los 4 años cumplidos (mínimo 3 años 11 meses) para pre-kinder y que tengan los 5 años cumplidos (mínimo 4 años 11 meses) para kinder, al 1° de abril del año de inscripción, y aspiren a cursar el Pre-Kindery Kinder en este colegio.

Ver Articulo »

Proyectos Estudiantiles

Te invitamos a ver la creatividad de nuestros estudiantes visitando los sitios desarrollados en el marco del 50 aniversario de fundación

Ver Articulo »

G:16

Vídeos